Ley

Soñé que salía a la calle a protestar porque no podía protestar. Muchos caminaban a mi lado. La Luna nos alumbraba en una larga avenida. De pronto, nos caían encima unas sombras. Aunque eran de humo vano, nos reventaban labios, narices, pómulos. Estaban autorizadas por la Ley Oscura. * Cronopoesía, de Iliana Rodríguez Zuleta, se…

En blanco

En la Antártida: bancos de hielo, blancos hielos, blanco sobre blanco. Pinto este cuadro en albayalde: blanco de plomo que produce saturnismo. Paisaje en la Tierra de Adelaida, hielos rezagados, banquisa errónea. Pygoscelis adeliae, pingüinos de Adélie. Las hembras ponen uno o dos huevos. Se turnan con los machos para conseguir el alimento. No lo hallan…

Victoria vuela

Victoria —ángel de oro, mujer dorada— contempla la avenida. Le pesa ser estatua. De pronto, sus alas se sacuden. Cobran vida. Luces extrañas surcan el oscuro cielo. Victoria vuela. (Allá, lejos, informan que ha temblado.)*Cronopoesía, de Iliana Rodríguez Zuleta, se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.Basada en una obra en https://ilianarodriguez.wordpress.com.

La pesca

Un pequeño mar creó en una casa de Houston el huracán Harvey. Cuando el dueño atrapó un pez en su propia sala, la esposa se inundó de extraña felicidad. * Cronopoesía, de Iliana Rodríguez Zuleta, se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional. Basada en una obra en https://ilianarodriguez.wordpress.com.

Laberintos

Espiaba un espejo en mi habitación. Creí ver adentro un gran ciego —un vidente— extraviado en el laberinto de sus libros.*Cronopoesía, de Iliana Rodríguez Zuleta, se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.Basada en una obra en https://ilianarodriguez.wordpress.com.