A mi madre.

Las estrellas parecen artificios de alquimia:

ésta es la noche más clara del milenio.

Por hoy los muros fosforescen,

simulan vitrales inmóviles fantasmas,

existe una palabra oculta

bajo cada adoquín de la ciudad.

El espejo se finge piélago de plata

en un mar de corrientes siderales

y flota la luna, azul pez,

presa de una esfera cristalina.

Ésta es una leyenda de magia:

la noche avanza en espiral de luz.

© 1995, Iliana Rodríguez. (De: Iliana Rodríguez, Claroscuro, México, Mixcóatl, 1995.)

Lee el poema siguiente .

Lee otros poemas.