Daga

La daga de hierro de Tutankamón no se ha oxidado, a pesar del tiempo. Su entraña eterna cayó del espacio en un meteorito. Cronopoesía, de Iliana Rodríguez Zuleta, se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional. Basada en una obra en https://ilianarodriguez.wordpress.com.

Tutankamón 

Joven faraón, rostro de oro y lapislázuli: has dormido más de tres mil años entre buitres. * Cronopoesía, de Iliana Rodríguez Zuleta, se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional. Basada en una obra en https://ilianarodriguez.wordpress.com.