Notre-Dame

La Catedral de Notre-Dame se incendia en la tarde de París. Arde su bosque: su maderamen sobre el techo de exhausta piedra. Las gárgolas estarán por asfixiarse. El fuego se enrojece, se enfurece, se expande, respira como un monstruo. El humo fluye por los cielos como humores de melancolía. Se oye un lamento colectivo cuando…