A mi padre.

En la luz
de una hoguera que inmola
sus obsesiones en el cielo;
en la caída
sin sombras, de rápido vertical;
en las turquesas
pertinaces en su herencia de penumbra;
en el último cuarzo
que estalla sobre obscuro,
te requiero.
Te requiero en todo aire, en toda tierra,
en el fuego y en el agua;
te requiero en un instante circular de siglos,
por siempre
y para siempre.

© 1995, Iliana Rodríguez.

(De: Iliana Rodríguez, Claroscuro, México, Mixcóatl, 1995.)

Leer el poema siguiente.

Leer otros poemas.

Escribe un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s