Ley

Soñé que salía a la calle a protestar porque no podía protestar. Muchos caminaban a mi lado. La Luna nos alumbraba en una larga avenida. De pronto, nos caían encima unas sombras. Aunque eran de humo vano, nos reventaban labios, narices, pómulos. Estaban autorizadas por la Ley Oscura. * Cronopoesía, de Iliana Rodríguez Zuleta, se…