Todo se agita en esta torre de naipes. En esta torre huesos. 19 de septiembre. Tlatelolco. A unos metros, se derrumba un edificio. Oímos el grito colectivo. Vemos, por la ventana, un muro de polvo. ¿Otra vez tengo dieciséis años? ¿Acaso corro por la escalera? ¿Logro bajar al estacionamiento de un edificio futuro, que aún no existe, en Coyoacán, tan lejos? No se daña. Aquí cerca no hay grito, no hay polvo. Pero sé que las grandes grietas cruzan mi propia columna. La carne de mi ciudad, otra vez herida. De algún modo perverso, regreso a Tlatelolco.
*

Cronopoesía, de Iliana Rodríguez Zuleta, se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Basada en una obra en https://ilianarodriguez.wordpress.com.

Escribe un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s