Por las mañanas, en su estudio en Río de Janeiro, Eduardo Martins revisaba en la Web las fotos de la guerra en Siria. Tomaba su café con leche mientras escogía alguna, la modificaba, le añadía su propio rostro. Comía su pan a la plancha mientras vendía la foto a las agencias. Quizá, después del desayuno, quedaba convencido de que era un héroe: un fotógrafo en Aleppo.

*

Cronopoesía, de Iliana Rodríguez Zuleta, se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Basada en una obra en https://ilianarodriguez.wordpress.com.

Escribe un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s